01. Círculo Formación
02. Áreas de Negocio
03. FIEP
04. UNITOUR
05. Test ADEN
06. Buscador de Masters
07. Clientes
08. Dossier de Prensa
09. Noticias
Lunes, 12 de Diciembre de 2005
Las ventajas de diseñar un plan de formación propio
Confeccionar un plan de formación según las necesidades profesionales no es habitual en España, pero los que lo practican dicen que tiene recompensas empresariales y personales.
Hacer un alto en el camino para sistematizar los conocimientos adquiridos a lo largo de la vida profesional o pararse a pensar en el futuro laboral suelen ser los motivos que llevan a muchos directivos a reciclar su formación y embarcarse en algún programa máster o postgrado en las escuelas más prestigiosas del mundo.

Así se desprende de las experiencias de algunos de estos ejecutivos, que han hecho de la formación una apuesta personal para lograr un éxito sostenible en sus respectivos ámbitos empresariales. Jordi Collell, socio fundador de Sintax Logística, y Carlos Jaureguizar, presidente de Heineken España, son dos ejemplos con recompensa.

Según Maite Usón, directora de la Asociación de Antiguos Alumnos de Esade, son los cambios producidos en la estructura del mercado los que han llevado a muchos profesionales a gestionar de manera individual sus propias carreras. "Las propias exigencias del mercado llevan a muchos ejecutivos a realizar un diagnóstico o balance de sus carreras y son las escuelas de negocio las que les ofrecen las herramientas necesarias para realizarlo", dice Usón. "Lo primero que tiene que hacer alguien que quiera abordar un plan de formación semejante es plantearse qué competencias tiene y qué es lo que le motiva y, a partir de entonces, analizar qué oportunidades nos ofrece el mercado para conseguir nuestros objetivos".

Jordi Collell: Socio fundador de Sintax Logística, reconoce que "lo más importante de diseñar una estrategia formativa personal es que te obliga a pensar, interiorizar y sacar conclusiones de tu propia experiencia con el objetivo de sistematizar los conocimientos que has adquirido a lo largo de tu carrera profesional". Collell, que es licenciado en Economía General por la Autónoma de Barcelona, considera imprescindible volver a las aulas cada cierto tiempo para analizar dónde estás y hacia dónde quieres ir. "Yo lo hecho cada diez años y me ha ido bien", dice. Después de acabar la carrera, Collell cursó el MBA de Esade, que le sirvió para familiarizarse con el lenguaje de la empresa y pasado un tiempo sintió la necesidad de abordar el Programa de Desarrollo Directivo del IESE, porque se encontraba en un puesto directivo de una empresa con problemas. La experiencia le permitió comprar la compañía a su matriz francesa y convertirla en la actual Sintax Logística. Ahora, en pleno proceso de desarrollo empresarial, acaba de terminar el Executive MBA de la Universidad de Chicago porque quería conocer personalmente una escuela americana y asegura que, pese a sus cuarenta y siete años, no piensa parar. "Además, me gustaría poder compartir con otros emprendedores lo que he aprendido hasta ahora", añade.

Carlos Jaureguizar: Presidente de Heineken España

Tras terminar sus estudios de ingeniero agrónomo en Madrid, Carlos Jaureguizar optó por desarrollar su especialidad en Economía Agraria en la Universidad de California y desde entonces no ha parado de estudiar. Además, ha sido profesor en varias universidades y ha participado en varios cursos impartidos en escuelas de negocios.

"La mayor parte de mi actividad profesional la he desarrollado en empresas agroalimentarias, especialmente en las áreas comercial y de marketing, lo que en un primer momento me llevó a ampliar mis estudios en estas disciplinas", apunta el presidente de Heineken. "Después, en la fase de preparación y consolidación de posiciones de dirección general, me fueron muy útiles los cursos de dirección", reconoce. "Actualmente estoy interesado en el campo del liderazgo en los necesarios procesos de cambio y, en general, en todos los temas relacionados con los recursos humanos", dice Jaureguizar, quien asegura que en su compañía la pasión por el aprendizaje es una regla de oro y que él es un firme defensor y creyente en ella. "Muchas oportunidades hubiesen pasado ante mí y no las hubiese podido aprovechar por carecer de las capacidades necesarias, aunque lo más importante ha sido poder poner en práctica los aspectos teóricos adquiridos", añade.

   Share/Bookmark
Visita nuestra galería de fotos en Flickr!! Síguenos en Facebook!! Síguenos en Twitter!! También estamos en Tuenti!!